- La forma más sencilla de mantener el calor en el hogar consiste en facilitar la entrada del mismo durante las horas de sol del día subiendo las persianas y abriendo los visillos. De esta forma aprovechamos el calor de la luz natural. En cambio, al anochecer debemos cerrar cortinas y persianas para evitar la pérdida de calor por los cristales.

 

- Otra medida básica que reduce las necesidades de calor es ventilar la vivienda el tiempo justo. En condiciones normales, diez minutos son suficientes para lograr que el aire de la habitación se renueve totalmente. Tener las ventanas abiertas más tiempo no resulta más higiénico, sino que lo que conseguimos es perder más calor y reducir la temperatura de la vivienda.

 

- El aislamiento en fachadas, ventanas, techos y suelos es nuestro principal aliado. La fugas de calor al exterior se producen por paredes, ventanas y persianas, principalmente, por lo que si aislamos bien estos elementos podremos ahorrar hasta un 40% en el gasto de calefacción.

 

· Ventanas de aluminio. En el caso de ventanas sencillas las pérdidas de calor pueden ser hasta cuatro veces mayores que si se poseen dobles ventanas. Aún más eficaz es el doble acristalamiento con cámara de aire en su interior que evita escapes de hasta un 40% del calor. En cualquier caso, si no opta por el doble acristalamiento y las ventanas no cierran herméticamente debe instalar burletes adhesivos o bandas de espuma sintética o de goma, al igual que fijar los cristales con masilla o silicona. Con la instalación de estos burletes puede ahorrar entre un 5 y un 10% de energía.

 

· Persianas de aluminio. La caja donde se enrolla la persiana es otro punto de fuga del calor. Para poder evitar pérdidas puede aislarse con paneles de corcho la estructura de la cara interior de la caja, además de sellar las rejillas con masilla o silicona.

 

· Puertas de aluminio. En las puertas que dan al exterior pueden instalarse también juntas o burletes y utilizar para la parte inferior de las mismas perfiles especiales que no permiten la entrada de aire del exterior.

 

-Carpintería de PVC

Si has puesto en casa ventanas de PVC, has hecho una estupenda elección que te durará toda la vida. Aunque apenas necesitan mantenimiento para estar perfectas, como recién instaladas, aquí tienes unos consejos básicos de limpieza y conservación.

 

El PVC es un excelente material para las ventanas. Al ser un mal conductor térmico, su capacidad de aislamiento es muy superior a la del aluminio y necesita menos mantenimiento que la madera (su competidor más directo como aislante del frío y el calor). En general, en la construcción es muy apreciado por su resistencia: su color es inalterable y no le afectan las inclemencias metereológicas. Ni el sol intenso, ni la humedad ni la salinidad de las zonas costeras pueden afectarle. Por eso el Norte de España y las zonas de playa son los lugares donde su utilización se ha extendido más rapidamente.

CONTACTO

Grupo Lealmetal

 

Pol. Ind.Fridex, Calle 5 Nave 16

41500-ALCALA DE GUADAIRA (Sevilla)

 

Teléfono: 954 39 24 14

Móvil: 627 483 096

         

Exposición:

Pol. Ind.Fridex Calle 5 Nave 16

41500-ALCALA DE GUADAIRA (Sevilla)

Horario: 8:00 a 16:00

              

e-mail: lealmetal@lealmetal.es